1.- Por lo menos dos veces al mes debes revisar el estado general del motor, centrando tu atención en que esté limpio y con todos los niveles de líquido como corresponde.

2.- Si el motor está lleno de polvo, basta una limpieza de media hora con un trapo seco. Lo principal es asear las partes superiores. Hazlo cuando el motor se encuentre frío.

3.- En caso de fuga de agua o aceite, límpiala y luego lleva el auto al mecánico para que solucione el problema.

4.- Periódicamente debes revisar la bayoneta que indica el nivel de aceite. Fíjate que esté bien ubicada y que marque correctamente.

5.- Si tu motor está muy sucio, lo mejor es limpiarlo meticulosamente. Aquí de decimos cómo limpiar tu motor sin dañarlo.

6.- Si tu vehículo está perdiendo aceite, situación que puedes detectar al momento de estacionar, abre el cofre y revisa si se trata de alguna parte del motor que deba ser reemplazada.

7.- El líquido anticongelante se debe cambiar cada dos años, para alargar de esta manera la vida útil del motor.

8.- Los bordes de la batería también hay que considerarlos. En caso de que presenten ácido lo mejor es lavarlos con un cepillo y abundante agua.
9.- Revisa los arneses eléctricos constantemente. No deben estar pelados ya que podrían ocasionar un corto circuito.

10.- Checa visualmente el estado de las bandas del motor; si están agrietadas la solución es cambiarlas. Cabe destacar que actualmente hay modelos que ya no tienen banda, y que prácticamente es el servicio más caro de un auto.

Leave a comment